Los Clubes de barrio de San Vicente, al igual que en la provincia y en gran parte del país, vuelven poco a poco a recuperar terreno y derechos perdidos en el camino, a partir de las decisiones del Estado en materia deportiva y social.

Desde el año 2012 en adelante, un pequeño grupo comenzó a darle forma a lo que hoy se conoce y “se reconoce” como la Unión Nacional de Clubes de Barrio (UNCB) que es la organización más importante del país que nuclea y aglutina a las instituciones barriales; los conocidos clubes de barrio.

En San Vicente, el actual intendente Nicolás Mantegazza, cuando fue el Presidente del Club Estrella del Sur de Alejandro Korn, era uno de sus más activos miembros, formando parte de la Mesa Nacional, junto al entonces Presidente, Claudio Rial, y a muchos otros fomentistas que marcaron el camino.

Una de ellas fue Emilce Dávalos, Presidenta del Club La Victoria de Alejandro Korn y concejal del partido gobernante, quien junto a los referentes de varias instituciones locales realizaron un fuerte trabajo territorial de varios años para aumentar la base de clubes que hoy están dentro de la UNCB.

Mantegazza y Dávalos, ambos surgidos del deporte social y amateur, saben muy bien que los clubes de barrio cumplen un rol destacado dentro de la sociedad, siendo parte de la contención y formación de muchos chicos, adolescentes y adultos, que encuentran en el deporte un estilo de vida mejor. Y todo su compromiso le valió el reconocimiento a Emilce Dávalos para convertirse en la Presidenta de la filial San Vicente, en base a un trabajo dedicado, permanente y muy responsable.

Hoy los clubes de barrio de San Vicente se sientes contenidos y respaldados por Emilce Dávalos y por el propio Intendente Mantegazza para realizar todas las gestiones necesarias en el Estado nacional para que los clubes puedan cambiar y mejorar lo que tienen.

La intervención del Estado, luego de cuatro duros años en los que los tarifazos amenazaron con cerrar clubes, y en muchos caos lo hicieron, fue determinante para volver a la senda de la confianza y de crecimiento, a partir de la llegada de distintos programas nacionales que hoy los están poniendo de pie nuevamente.

Clubes en Obra, uno de ellos, es una inversión histórica del Estado para que los clubes de barrio puedan mejorar su infraestructura y realizar proyectos de refacción, ampliación y mantenimiento de sus instalaciones, alcanzando a 1100 clubes en 600 municipio de todo el país en 2020, generando 7 mil puestos de trabajo y proyectando llegar a 1300 en 2021.

En San Vicente este programa avanza con éxito en las instituciones que suscribieron al programa y mediante el cual se están realizando obras importantes como en el Club Porteño, el Club Social de Alejandro Korn y el Club Deportivo San Vicente, por citar solo algunos.

El Programa de Fortalecimiento Institucional para Clubes de Barrio y Pueblo y otras entidades deportivas, lanzado por el Ministerio de Turismo y Deportes para dar respuesta a una demanda histórica de las instituciones, apoyó a 536 clubes de 26 distritos, mientras que otros 250 están en proceso de ingreso.

La inversión, de alrededor de $17 millones de pesos en esta primera etapa, se destinó a los distintos municipios para que puedan gestionar gastos administrativos como honorarios profesionales, obligaciones impositivas y compra de libros de actas, entre otras necesidades que les muestran los clubes. Se proyecta alcanzar a 1000 entidades en 2021.

El programa se enmarca en la Unidad de Asistencia, que persigue el objetivo de apoyar a las instituciones deportivas en su proceso de regularización. Además de la asistencia económica, contempla el asesoramiento técnico para la obtención de personería jurídica y capacitaciones para incorporar conocimientos teóricos y prácticos.

“Los clubes son el corazón de nuestra política pública deportiva. Este programa maravilloso cumple la doble función de dinamizar las economías locales y, a la vez, permite mejorar la infraestructura de cada vez más entidades en todo el país”, expresó el ministro Lammens, y agregó: “Seguimos apostando a esta iniciativa profundamente federal, porque tenemos la convicción de los clubes que son espacios fundamentales en la formación de los niños, niñas y adolescentes“.